¿TIENE MI HIJO UN PROBLEMA SENSORIAL?

Share This:
Share

Ver a sus hijos crecer y jugar es uno de los mayores placeres de la vida. Es emocionante ver cómo usan sus sentidos para decodificar el mundo que los rodea. Pero, en el caso de algunos niños, es posible que sus sentidos no puedan estar enviando correctamente la información al cerebro. Su comportamiento puede parecer subreactivo o sobrerreactivo. Pueden parecer temerosos o desorganizados. Pueden tener problemas para alcanzar hitos físicos, socializar o aprender. Si esto le suena como su hijo, puede que tenga un problema sensorial.

Hay una explosión en el número de niños que tienen diferencias sensoriales que afectan su comportamiento de aprendizaje. Cuanto antes pueda recibir ayuda para estos problemas, mejor será para todos. No tiene sentido esperar y la investigación es muy clara sobre esto: la idea de que se resolverá con el crecimiento es una falacia.

Generalmente pensamos en 5 sentidos:
Vista – Oído – Tacto – Olfato – Gusto
Pero en realidad hay dos sentidos más que también son muy importantes. Uno de ellos es el sentido que nos informa de la posición de nuestro cuerpo. Si pone la mano detrás de la espalda y separa los dedos, sabría que su mano está en esa posición debido a la información de sus músculos y rticulaciones. Este sentido se llama propiocepción. Y tenemos otro sentido que nos da información sobre el movimiento. Nos ayuda a avanzar de una manera coordinada suave. A mantener nuestro equilibrio y a ajustar nuestros ojos mientras nos estamos moviendo. Esto se llama sentido vestibular. Todos estamos absorbiendo constantemente información sensorial y utilizando esa información sensorial que recibimos del mundo que nos rodea. Y algunos de nosotros puede que seamos mejores en algunas áreas que en otras, como algunas personas pueden tener muy buen oído o mejor vista mientras que otras personas puede que tengan mejor sentido de la posición o del movimiento de su cuerpo, pero todos somos bastante capaces de ser, se espera, funcionales. A veces es difícil decir cuál es el aspecto de un Problema Sensorial porque no hay dos niños con un Problema Sensorial que actúen exactamente de la misma manera. Los padres suelen ser los primeros en notar que su hijo probablemente esté haciendo las cosas de modo diferente.

Todos los días, nuestros cerebros absorben sin esfuerzo millones de fragmentos de información del mundo exterior para ayudarnos a aprender, jugar y trabajar. Para la mayoría de nosotros, estos mensajes entran al cuerpo a través de nuestros sentidos y corren a la velocidad de un tren hasta los lugares correctos del cerebro para ayudarnos a reaccionar. Para algunos niños, estos mensajes no tienen un recorrido suave. El tren se atasca, sigue las señales incorrectas, o se mueve lentamente a lo largo de las vías. Hay momentos en que otros interpretan estos comportamientos como maliciosos. A menudo están acusados de romper juguetes a propósito o de ser demasiado agresivos y no se les invita en las fechas de juego o a fiestas de cumpleaños o incluso a interactuar en el patio. Puede tener un niño con un oído muy sensible. Y puede que parezca para la gente a su alrededor que realmente no está prestando atención. Cuando en realidad lo que está haciendo es que está poniendo demasiada atención.

Ahí está donde entra la intervención de la integración sensorial, porque intentamos proporcionar actividades que mejorarán la manera en que el niño percibe esos tipos de estímulos sensoriales. Las sesiones de terapia utilizan columpios, estructuras para trepar, almohadas grandes y cojines y actividades táctiles. Las actividades pueden incluir cosas para empujar, tirar, tocar, trepar, saltar sobre o saltar desde. Las carreras de obstáculos son otra actividad popular. La terapia es muy divertida, pero en realidad los niños hacen un montón de trabajo duro.

Es realmente importante empezar tan pronto como sea posible, pero también es importante saber que algunos de estos temas son muy difíciles de detectar y que podría no percibirlo en su hijo hasta que esté en la escuela primaria y ya empiece a tener problemas en el aula. La verdadera razón por la que queremos que sepa acerca de la integración sensorial y lo sepa ahora es para que pueda obtener ayuda tan pronto como sea posible para su hijo… pero nunca es demasiado tarde. Al final, todo se trata de ayudar a los niños a ser felices y exitosos.

 

Learn about possible signs of sensory integration issues in Spanish